Nuevos exoplanetas: el éxito de la misión Kepler

Hace 2 días la NASA anunció un importante hito en la Historia de la exploración espacial: 1284 nuevos exoplanetas se han descubierto en nuestra galaxia gracias a la misión Kepler, sumándose a los más de 1000 descubiertos por este telescopio espacial. De todos estos nuevos mundos, alrededor de 550 son probablemente planetas rocosos, y 9 de ellos se hallarían en la zona habitable de sus estrellas, con las condiciones adecuadas para albergar vida.

En julio del año pasado salió a la luz un enorme catálogo con 4302 potenciales planetas, que debían ser analizados. 10 meses después, 1284 han sido confirmados como planetas, con una probabilidad mayor al 99%; además, hay unos 1327 cuerpos pendientes de mayor estudio para confirmas si son planetas, mientras que 707 han sido clasificados como otros fenómenos astrofísicos. Otros 984 cuerpos cuya naturaleza planetaria había sido verificada anteriormente por métodos diferentes han sido finalmente validados como tales.

Clasificación de los planetas descubiertos por el telescopio Kepler según su tamaño. Los nuevos están en color naranja. Fuente:NASA
Clasificación de los exoplanetas descubiertos hasta ahora según su tamaño. Los nuevos planetas están destacados en color naranja. Fuente: NASA

Para este análisis, sin embargo, no se ha recurrido al método clásico, que consiste en analizar los candidatos uno a uno, sino que se ha recurrido a un nuevo método de análisis estadístico, que aplicado a varios cuerpos a la vez asigna a cada uno una probabilidad de ser un planeta. La técnica fue empleada por un equipo liderado por Timothy Morton, de la Universidad de Princeton, Nueva Jersey.

La cifra de planetas que han sido descubiertos resulta increíble, más aun si se tiene en cuenta que el telescopio Kepler no observa todo el firmamento, sino que solo apunta a una pequeña región del cielo comprendida entre las constelaciones de Cisne y Lira. La cantidad de planetas que se encuentran en nuestra galaxia es, por tanto, inimaginablemente mayor. La misión Kepler, que ha operado desde el año 2009, ha demostrado su rotundo éxito, y ha cambiado nuestra concepción sobre la composición del cosmos: mientras que hace 20 años la detección de cada exoplaneta era un hecho aislado, ahora se hallan por miles, dando a entender que muchas estrellas tienen sus propios planetas, y que en algunos de ellos se dan las condiciones idóneas para la vida, reduciendo las probabilidades de estar solos en el Universo.

Recreación artística del telescopio en el espacio. Fuente:NASA
Recreación artística del telescopio en el espacio. Fuente: NASA

El telescopio Kepler describe una órbita heliocéntrica a la misma altura que la Tierra, siguiendo a nuestro planeta alrededor del Astro Rey, aunque a una velocidad ligeramente menor. La misión está destinada a recoger datos sobre la luminosidad de las estrellas y su variación en el tiempo, para determinar si a su alrededor orbitan planetas. Los datos recogidos pueden ser consultados públicamente, y ya se han verificado planetas por parte de voluntarios. El éxito de la misión llevó a aplazar su final hasta el 30 de septiembre de 2016. Lamentablemente, el telescopio ha sufrido algunos fallos, y hace un mes tuvo que ser puesto en modo de emergencia, aunque a los pocos días se encontraba en un estado más estable.

Fuente: NASA

Diego Ortega

Diego Ortega

Dirección en Empíricamente Cierto
Estudiante de Ingeniería Aeroespacial. Aficionado desde que tengo uso de razón al Mundo Natural y a las Ciencias que lo estudian, así como a la Historia y la Fotografía. "Las mejores soluciones se encuentran en la Naturaleza. Sólo tenemos que aprender de ella".
Diego Ortega

Diego Ortega

Estudiante de Ingeniería Aeroespacial. Aficionado desde que tengo uso de razón al Mundo Natural y a las Ciencias que lo estudian, así como a la Historia y la Fotografía. "Las mejores soluciones se encuentran en la Naturaleza. Sólo tenemos que aprender de ella".